Posteado por: wulfrano | mayo 11, 2010

Baúl de mis Blogs: David Lachapelle en México

Courtney y Kurt por Lachapelle

Courtney y Kurt por Lachapelle

Nota: Este post se publicó originalmente en Moccablog de Cybergus en 2009 después de mi visita a la exposición de David Lachapelle en el Antiguo Colegio de San Ildefonso. Debido a que los televidentes del Canal 22 decidieron elegir ésta como la Exposición de artista extranjero en México en la lista de las mejores manifestaciones artísticas en México en la primera década del siglo XXI, he decidido sacar este post del baúl.

El hecho de que un fotógrafo del calibre de David Lachapelle haya dirigido su mirada hacia nuestro humilde país como un escaparate para mostrar su obra es una gran noticia para nuestro ámbito cultural y artístico. La exposición “Delirios de la Razón”, albergada en el museo del Antiguo Colegio de San Ildefonso en la Ciudad de México, termina mostrando una crítica dura, pero sin embargo redundante. Basada en una extraordinaria producción y fuertes reminiscencias bíblicas, aderezada con diversas “estrellas” del ámbito Hollywoodense y diversos lugares comunes, el discípulo de Andy Warhol sobreexpone su lente crítico.

Las 64 imágenes que forman parte de la colección, divididas en 6 secciones temáticas, muestran que David Lachapelle conoce perfectamente su oficio de fotógrafo. La producción detrás de cada una de las fotografías es impecable, producto sin duda de sus diversas colaboraciones fotográficas en todo el mundo con revistas de Alta Costura y videoclips para diversos cantantes del género Pop.

El ingrediente principal para invitarnos a asistir a esta exhibición se encuentra en la primera sección: “Sistema de estrellas”. El espectador tendrá ante sus ojos diversas imágenes protagonizadas por sus artistas y cantantes norteamericanos favoritos. El mensaje que éstas dan pueden resultar de entrada, para las buenas consciencias, perturbadoras y/o provocadoras: Marylin Manson como guía escolar, cruzando la calle con un grupo de niños, ataviados al estilo Heavy Metal; Pamela Anderson con sus desproporcionados senos de silicona al aire, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados desde sus tiempos en la nómina de Hugh Hefner, recibiendo un tratamiento de bronceado artificial; Naomi Campbell, desnuda también, lista para ser el plato principal en una mesa donde la belleza africana de la supermodelo contrasta con los manteles y servicios de color blanco; Leonardo DiCaprio rodeado de frutas maduras tomando un racimo de bananas entre sus manos; así sucesivamente.

La siguiente sección, “Destrucción y desastre”, muestra diversas fotografías donde la temática es recurrente, la destrucción desenfrenada del medio ambiente por parte del ser humano y las formas en que ésta toma su retribución. Encontramos complementando esta sección una serie de dioramas, unos formados por fotografías de autos chocados, emulando el trabajo escultórico de John Chamberlain, otros formados por imágenes con alto contenido bíblico: paraíso, infierno y los pecados capitales son evocados.

El conjunto de las siguientes secciones en sus títulos nos anuncian su influencia bíblica y alto contenido religioso: “Del cielo al infierno”, “Renovación”, “Jesús es mi compañero” y “Decadencia”. Courtney Love sosteniendo, en una posición símil a la Virgen María en la escultura de la Piedad de Miguel Angel, a un Kurt Cobain muerto por sobredosis; diversas imágenes alegóricas al calentamiento global como anticipo al nuevo diluvio que Dios mandará para purificar una sociedad decadente; pasajes de los cuatro evangelios del nuevo testamento mostrando a Jesucristo predicando y en convivencia con jóvenes de las clases sociales bajas son algunas de las fotografías mostradas en estas secciones.

Al final, Lachapelle no cesa en mostrar su opinión y crítica a la decadencia de la sociedad moderna. Esto utilizando los mismos recursos y elementos que igual podría usar para el próximo video de Madonna, la portada de inicio de temporada de otoño de Vogue o la campaña publicitaria de alguna marca de cerveza mexicana, lo que nos deja ver que su propuesta es solo un instrumento para promoverse comercialmente y que siempre hay mayor retribución, en una sociedad decadente, en criticar irreverentemente que proponer constructivamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: